miércoles, 7 de febrero de 2018

SAN JACOBO DE BERENJENA AL HORNO


Me da mucho coraje el hacer los San Jacobos y que se termine saliendo el queso mientras que los fríes y con los de Berenjena es lo más habitual. Pues de esta manera es definitivo, comodísimo y muy sano.




Para unas 4 comensales:

2 berenjenas
Unas lonchas de jamón curado, cuanto mejor sea más rico estará
$ lonchas de queso para fundir, puede se Massdam, Emmental, …
Huevos batidos, unos 3 mínimo
4 cucharadas de tomate triturado
Pan rallado
Sal y pimienta
Aceite de oliva virgen extra, pulverizado o untado con una brocha

Para la salsa:

½ kg de tomates sherrys cortados en medios
1 cebolleta morada cortada en brunoise
2 dientes de ajo machacados
Unas hojas de hierba buena
Comino molido
Un poquito de curry en polvo
Sal y pimienta
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  
Hay a quien le molesta el amargor de la berenjena. Yo personalmente no la he encontrado nunca amarga, pero mediante esta técnica que vamos a uasr, dicen que pierde el amargor y yo digo que le eliminamos el excedente de agua que hace que después se nos empapen las frituras con este delicioso producto.

Eliminamos dos de los laterales de la berenjena, para poderla apoyarlas en la tabla y cortarlas. Sacamos de cada berenjena cuatro lonchas de similar grosor. Las salamos y dejamos que eliminen un poco de agua unos 15 minutos. Ahora las meteremos en agua con mucha sal, durante al menos una hora. Para que no floten les ponemos un plato encima. De esta manera, al meterlas en un medio con mayor salinidad que ella misma, el líquido tenderá a extraer agua de la berenjena y además nos quedará sazonada para su elaboración posterior.

Encendemos el horno a unos 160ºC, sin ventilador. Las berenjenas, aún húmedas y sin secar, las vamos a montar de la siguiente manera. Colocamos sobre la primera un poco de pimienta, luego la salsa de tomate, el jamón y el queso. Tapamos con la segunda y pasamos por pan rallado. Las cubrimos y dejamos cubiertas unos 2 ó 3 minutos. Sacamos y palmeamos para eliminar excedentes. Pasamos por abundante huevo ,  al que para eliminar las hebra, le habremos añadido una cucharada de agua antes de batirlo. Volvemos a pasar por pan rallado y hacemos nuevamente la misma operación.

Sacamos del pan, las palmeamos y las tenemos listas para seguir trabajando con ellas. Mientras en una sartén con aceite caliente, vamos a saltear los ajos machacados y las cebollas durante unos minutos, con un poco de sal. Podemos ponerle también pimientos, verdes o rojos. Añadimos los tomates, salpimentamos y movemos. Cuando veamos que la piel de los tomates se arruga, apagamos, rectificamos de sal y pimienta, añadimos las especias y las hierbas, tapamos y dejamos reposar.


En una bandeja de horno con papel vegetal, espolvoreamos con un pulverizador, o con un pincel, aceite de oliva y colocamos las berenjenas. Por encima, de las mismas operamos igual que con el papel de horno. Las metemos en el horno.


Las tendremos unos 20-25 minutos, y las pondremos unos 5 más, a 180ºC con ventilador para que terminen de dorar.


Para emplatar, ponemos una cama con la salsa de tomate que hemos hecho, encima la berenjena y acompañamos con unas patatas fritas. Perfecto. Así que nada. Muchos besos a quien se lo merezca y a quien no, pues también. Que paséis un día maravilloso, que nos lo merecemos


2 comentarios:

  1. Perfecta esas berenjenas que hablan por si solas como han quedado en su resultado y ademas no pongo en duda de que debe haber estado de miedo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias paisano, es un placer verte por aquí

      Eliminar